Una Planta de oro

 “El ayuntamiento de Tlajomulco invirtió un total de cuatro millones de pesos para la transformación de la planta en un Centro Multidisciplinario”

 

El Centro Multidisciplinario La Planta, construido por el arquitecto Ricardo Agraz en Tlajomulco, recibió la Medalla de Oro en la Bienal de Arquitectura Mexicana.

Una planta construida para tratar aguas negras y residuales, ahora es un centro de cultura donde se imparten clases de ballet, pintura, música y gimnasia. El Centro Multidisciplinario La Planta, realizado por el arquitecto Ricardo Agraz en Santa Fe, Tlajomulco, recibió a mediados de noviembre la Medalla de Oro en la XIII Bienal de Arquitectura Mexicana, uno de los reconocimientos más importantes a las obras producidas en el país.

Hace algunos meses, el propio arquitecto reconocía que este era uno de sus proyectos más importantes y que representó el mayor reto al que se había enfrentado.

“Le dimos utilidad a algo que no servía, a una instalación que estaba olvidada. Sin duda, es el proyecto más emocionante y el mayor reto al que nos hemos enfrentado. Lo que más me gustó del proyecto fue su concepto . Se trata de una instalación que fue pensada para procesar desechos orgánicos que hoy produce cultura”, manifestó Agraz.

Este año, el lema de la edición número XIII de la Bienal fue “Por una arquitectura más humana” y precisamente ese fue el motivo que inspiró esta obra. ¿Cómo convertir un espacio con dos décadas de vida que nunca funcionó y que ya representaba un riesgo de infección y dengue, en un centro cultural?

Dado que costaba más caro derrumbarlo, el ayuntamiento de Tlajomulco invirtió un total de cuatro millones de pesos para la transformación de la planta en un Centro Multidisciplinario donde cientos de jóvenes y niños acuden aquí todos los días a disfrutar de las actividades en los nuevos salones. La obra comenzó en 2011 y fue inaugurada en marzo de 2013.

El Centro Multidisciplinario ocupa una extensión de mil 859 metros de superficie. El arquitecto, construyó un total de seis salones de 3.50 por 20 metros y sobre ellos colocó una cubierta de concreto que se convirtió en una plaza de 450 metros cuadrados con jardineras y árboles.

Esta obra, ya fue reconocida este año con una mención honorífica por la revista “Obras” del grupo Expansión en la categoría de Urbanismo e Impacto Social.

Arquitecto premiado

Los premios no son algo ajeno para la obra de Ricardo Agraz. Hace un año, su despacho recibió el primer lugar en el XXII Premio OBRAS CEMEX en la categoría Urbanismo y el segundo en la categoría de Impacto Social por el Malecón de Cajititlán. Además, en 2011, fue reconocido por la Bienal Regional de la Federación de Colegios de Arquitectos y recibió el primer lugar en la categoría de Diseño Urbano en la XII Bienal Nacional de Arquitectura Mexicana.

Edición: