El PRI compra seguidores y llena de cuentas falsas sus redes sociales

El PRI se las ha ingeniado para trasladar sus mismas prácticas corruptas y deshonestas all mundo digital. Lo hemos conocido por llenar plazas con acarreados, por aprovecharse de las malas condiciones económicas que afectan a muchos mexicanos y tratar de comprarlos a cambio de despensas, comida o dinero. 

Aunque el partido y sus candidatos pregonan representar el cambio, han demostrado que sólo han modernizado sus malas prácticas, porque para llenar de likes y seguidores sus redes sociales no pueden acarrear camiones llenos de gente pero sí comprarlos en Internet.

La compra de seguidores y likes para redes sociales como Twitter y Facebook es una práctica común aunque equivocada tanto entre marcas como entre personalidades de la farándula y políticos que se dejan llevar por las apariencias con la creencia de que la cantidad importa más que la calidad, y deciden “inflar” sus comunidades para dar impresión de popularidad, credibilidad y en algunos casos, como en el de marcas o políticos,  de ventaja competitiva. Nada más alejado de la realidad.

Las redes sociales representan nuevos canales de comunicación que acercan a estos grandes personajes con su público y mercado, que permiten compartir ideas y generar debates sobre temas de actualidad o de interés general. Bajo esta premisa las redes sociales de un candidato político servirían como un medio más para que los ciudadanos reales tengan la oportunidad de conocerlos, conocer sus propuestas, saber lo que están haciendo para lograr lo que quieren y entrar en diálogo con ellos y más personas interesadas en lo mismo y así hacer comunidad.

Pero ¿qué sucede cuando estas comunidades se crean con personas falsas? Existen en Internet sitios especializados en la venta de likes para Facebook, y seguidores, para Twitter, que cuentan con distintos paquetes. Algunos pueden añadir los likes y/o seguidores para la cuenta en un sólo momento y otros los pueden ir agregando por etapas. Sin embargo, estos likes y seguidores no vienen de cuentas de personas reales, personas que usen las redes sociales diariamente, son cuentas totalmente falsas que se conocen como bots y que por lo tanto no van a participar activamente con otros usuarios sí reales, no van a comentar, ni a compartir, sólo van a hacer bulto. Visto así cualquiera se preguntaría ¿por qué comprar likes y seguidores?

Durante los últimos años, especialmente en momentos cercanos a las elecciones, algunos políticos del PRI han usado este recurso para aumentar sus seguidores en redes sociales y aparentar, de manera tramposa e irreal, una popularidad y ventaja sobre otros candidatos que no existe.

Lo vimos con Aristóteles Sandoval en 2011 cuando era aspirante a la candidatura para la gubernatura del estado de Jalisco yla estructura del PRI en coalición con el PVEM tuvo como objetivo crecer la cuenta de facebook de este personaje. En la gráfica se puede apreciar claramente un crecimiento abrupto de manera “espontánea” que no se vuelve a repetir en esa cantidad, porque no es algo que suceda de forma orgánica.

 

Una de las maneras en las que se puede ir corroborando que tan reales o no son los likes de una página de Facebook es revisar la procedencia de los mismo, viendo la ubicación de los usuarios que forman dicha comunidad. En el caso de la cuenta de Aristóteles Sandoval podemos ver en la gráfica de abajo que entre los primeros cuatro países de los que vienen sus likes uno es Filipinas y otro Turquía, conocidos los dos por dedicarse a la venta de likes, o como también se le conoce “granjas de likes”.

Ahora somos testigos de estas mismas irregularidades en la cuenta de Twitter del candidato Chava Rizo que pasó de tener 19,921 seguidores el día primero de abril a tener 23,753 el dos de abril. Este crecimiento de 3,832 seguidores, que se dio de un día para otro, no se dio de manera natural, ni gracias al apoyo de personas reales. En la gráfica que se presenta a continuación se puede apreciar claramente cómo se rompe la constancia de crecimiento natural de seguidores de la cuenta el día que se agregan los más de tres mil seguidores y nunca más se vuelve a repetir un incremento tan grande.

El crecimiento natural de redes sociales como Facebook y Twitter se da normalmente de forma paulatina, aunque sí puede aumentar cuando se utilizan anuncios para promoverlas, no es lo normal que en el transcurso de un día o una noche se consiga un aumento de esa magnitud.

Las redes sociales de Pablo Lemus, candidato de Movimiento Ciudadanopara la presidencia de Zapopan han crecido gracias al apoyo de todos los ciudadanos de manera constante y gradual, como podemos observar en la siguiente gráfica en la que se compara su crecimiento de su cuenta de Twitter con la cuenta de Chava Rizo:

Observamos claramente cómo de pronto se presenta un crecimiento grande e irregular a pesar de no haber alguna coyuntura que pudiera justificarlo. 

Así es como el PRI y sus candidatos se están renovando, no cambiando sus malas costumbres sino llevándolas a las nuevas plataformas para seguir engañando a los ciudadanos. 

En Movimiento Ciudadano nos hemos preparado para usar estas nuevas herramientas lo mejor posible y construir comunidades con los ciudadanos que nos permitan crecer y generar un cambio. Sabemos que la información es un arma que nos ayudará a despertar conciencias y cambiar la historia de nuestro país, por eso queremos caminar junto con ciudadanos libres, reales y comprometidos.